El papa Francisco expresó su preocupación por el fenómeno del "bullying", el acoso escolar, entre los jóvenes, durante un acto ante 80.000 personas en el estadio de fútbol de San Siro en su visita del fin de semana a Milán, en el norte de Italia.

"Hay un fenómeno en estos tiempos que me preocupa. Es el “bullying”. Tened mucho cuidado", advirtió Francisco al contestar a algunas preguntas que le hicieron durante el acto centrado en cómo educar a los niños en la fe.

Ante las 80.000 personas que llenaron las gradas del estadio donde juegan el Inter y el Milán, sobre todo niños y adolescentes que van a recibir el sacramento de la confirmación, Francisco fue categórico: "Por el sacramento de la Santa Confirmación. ¡Nunca hagáis esto y sobre todo nunca permitáis que se haga. Prometedlo!".

A los chicos les pregunto: "¿En vuestro colegio o barrio, hay alguna o alguno a quién se le insulte, se le tome el pelo, porque es gordo o delgado, o porque tiene un defecto?. ¿Os gusta que pasen vergüenza o pegarles por esto?. Pensadlo".

Sentado en el espacio de la tribuna autoridades de San Siro, Francisco respondió a un niño que le preguntó "cómo se puede ser más amigo de Jesús" que tienen que pasar más tiempo con los abuelos, jugar con otros niños y frecuentar la parroquia.

"También Jesús jugaba con sus amigos, con los otros niños", dijo.

A los padres, el Papa les recordó que "como la película de Vittorio de Sica de 1943": "Los niños nos observan".

"Los niños sufren cuando os ven pelearos y cuando los padres se separan la cuenta la pagan ellos. Cuando se tiene un hijo se tiene que tener consciencia de esto y tenemos que tener la conciencia de crecer en la fe a nuestros hijos", agregó.

Aconsejó a los padres que además de ir a misa junto a sus hijos, también vayan juntos al parque y jueguen con ellos y lamentó que ahora "ahora muchos padres no lo hagan porque para poder llevar el dinero a casa tienen que trabajar los festivos".

Con este encuentro, Francisco concluyó una maratoniana visita a Milán en la que visitó la periferia de la ciudad y una cárcel y celebró una misa en la cercana ciudad de Monza ante 700.0000 personas. EFE



"Hay un fenómeno en estos tiempos que me preocupa. Es el “bullying”. Tened mucho cuidado", advirtió Francisco al contestar a algunas preguntas que le hicieron durante el acto centrado en cómo educar a los niños en la fe.

Ante las 80.000 personas que llenaron las gradas del estadio donde juegan el Inter y el Milán, sobre todo niños y adolescentes que van a recibir el sacramento de la confirmación, Francisco fue categórico: "Por el sacramento de la Santa Confirmación. ¡Nunca hagáis esto y sobre todo nunca permitáis que se haga. Prometedlo!".

A los chicos les pregunto: "¿En vuestro colegio o barrio, hay alguna o alguno a quién se le insulte, se le tome el pelo, porque es gordo o delgado, o porque tiene un defecto?. ¿Os gusta que pasen vergüenza o pegarles por esto?. Pensadlo".

Sentado en el espacio de la tribuna autoridades de San Siro, Francisco respondió a un niño que le preguntó "cómo se puede ser más amigo de Jesús" que tienen que pasar más tiempo con los abuelos, jugar con otros niños y frecuentar la parroquia.

"También Jesús jugaba con sus amigos, con los otros niños", dijo.

A los padres, el Papa les recordó que "como la película de Vittorio de Sica de 1943": "Los niños nos observan".

"Los niños sufren cuando os ven pelearos y cuando los padres se separan la cuenta la pagan ellos. Cuando se tiene un hijo se tiene que tener consciencia de esto y tenemos que tener la conciencia de crecer en la fe a nuestros hijos", agregó.

Aconsejó a los padres que además de ir a misa junto a sus hijos, también vayan juntos al parque y jueguen con ellos y lamentó que ahora "ahora muchos padres no lo hagan porque para poder llevar el dinero a casa tienen que trabajar los festivos".

Con este encuentro, Francisco concluyó una maratoniana visita a Milán en la que visitó la periferia de la ciudad y una cárcel y celebró una misa en la cercana ciudad de Monza ante 700.0000 personas. EFE