Lolita Chávez Ixcaquicl, en representación de 87 comunidades mayas de Guatemala, explica en Washington la batalla que libra su pueblo por defender su territorio.
Lolita Chávez Ixcaquicl, en representación de 87 comunidades mayas de Guatemala, explica en Washington la batalla que libra su pueblo por defender su territorio.
La población maya en Guatemala batalla por defender sus tierras y sus recursos naturales, vive en medio de la violencia y la intimidación por parte de las compañías multinacionales mientras el gobierno criminaliza a sus líderes.

El mensaje de este pueblo indígena se hizo sentir en el área de Washington esta semana, cuando Lolita Chávez Ixcaquicl -una de sus líderes- hizo eco de las convicciones mayas.

“No queremos a las transnacionales, queremos la tierra para sembrar. Allí vivieron nuestros abuelos, vivimos nosotros y vivirán nuestros hijos”, expresó el martes pasado durante una charla en el local de Busboys and Poets de Washington.

Los presentes, en su mayoría anglosajones, se sensibilizaron con las vivencias de estos nativos guatemaltecos, opinaron y le hicieron preguntas. “Sabemos que las decisiones en manos de las corporaciones y los políticos, promovidos por el enriquecimiento, pasan por arriba de los pueblos... ¿Y que están haciendo ustedes para cambiar la mente de los políticos y las corporaciones?”, dijo uno de los participantes en la charla. A lo cual, Lolita respondió: “Generalmente se piensa que no es posible cambiar como pueblo, como comunidad, pero nosotros sí tenemos mucha esperanza.

Lolita aprovechó para pedirles a los estadounidenses que se solidaricen con su causa, porque se están violando los derechos de los originarios, y que les apoyen en exigir al gobierno de Guatemala que haya justicia.Incluso instó a expresiones de manifestación popular en respaldo a su lucha.

Lolita es la portavoz del concilio de la población de El Quiché, una organización que representa a 87 comunidades mayas en ese departamento de Guatemala.

En el 2010, este grupo organizó un referendum comunitario regional en el cual decenas de miles de personas rechazaron los proyectos hidroeléctricos y de minería en su territorio.

Lolita ha sido amenazada una docena de veces por defender su territorio y otros líderes indígenas son constantemente perseguidos y algunos fueron asesinados.

“Nos están matando cada día en nombre de la seguridad... El gobierno no tiene límites y ya se sabe que es genocida”, expresó en el marco de una gira por la capital. Lolita se presentó también en cuatro universidades (American, George Washington y Georgetown y University of Virginia) y su gira a nivel local concluirá el 31 de marzo.