El alumno José Ochaita explica su proyecto de investigación relacionado con energía limpia. (Foto/Jaclyn Lippelmann)
El alumno José Ochaita explica su proyecto de investigación relacionado con energía limpia. (Foto/Jaclyn Lippelmann)

La feria de ciencia y tecnología que anualmente se realiza en Escuela San Miguel tiene como objetivo principal incentivar la investigación científica entre sus estudiantes, así como mostrar a los padres de familia los avances educativos de sus hijos. El empleo de paneles solares para impulsar motores pequeños, el uso de desechos caseros como abonos de plantas y la creación de aplicaciones sencillas para asegurar un mejor mantenimiento de los electrodomésticos en el hogar fuero algunos los proyectos exhibidos en dicho centro educativo católico.

Numerosos padres de familia, en su mayoría hispanos, escuchaban atentos las explicaciones de los estudiantes del séptimo y octavo grado sobre las características de sus proyectos científicos y tecnológicos que fueron desarrollados con el apoyo de sus profesores.

Para los estudiantes lo más importante no era ganar un premio o ser incluidos en una lista de los mejores estudiantes, sino en demostrar a sus progenitores que las enseñanzas recibidas en lo que va del año escolar pueden plasmarse en proyectos con visión de futuro.

Los proyectos más llamativos estuvieron a cargo de José Ochaita (paneles solares y sistemas de ventilación) y Frank Hernández (alimentos balanceados para peces), quien integraron en sus trabajos tecnologías independientes como microscopio, cámaras web y monitor de computadora, para sustentar sus trabajos de investigación.

Los alumnos Brian Manrique (películas de fotosíntesis) y Manuel Guzmán (uso de agua carbonada para el crecimiento de plantas) también sorprendieron con sus trabajos, los cuales se encuentran en el rubro científico de de fito-remediación.

La escuela católica San Miguel, conocida por sus excelentes logros académicos a nivel nacional, en el primer trimestre del próximo año, recibirá las solicitudes para estudiantes del sexto al octavo grado académico 2017-2018. Hoy existen becas completas para los estudiantes de hogares de bajos recursos económicos.

Los padres de familia interesados deben dirigirse al local ubicado en el 7705 de la avenida Georgia, al noroeste de Washington. La escuela católica San Miguel tiene la particularidad de asignar 12 alumnos por maestro, desarrollar programas de complemento educativo después de clases, impulsar las actividades deportivas y asesoramiento permanente para asistir a la universidad.

Más del 90 por ciento de los alumnos que cursan el sexto, séptimo y octavo grado son de origen hispano.