Lo caravana de migrantes centroamericanos sigue avanzando por territorio mexicano rumbo a EEUU. (Foto/VN)
Lo caravana de migrantes centroamericanos sigue avanzando por territorio mexicano rumbo a EEUU. (Foto/VN)

La caravana de más de 7.000 migrantes centroamericanos sigue marchando a través de México hacia los Estados Unidos. Esta marea humana que salió de Honduras el 13 de octubre, pasó por la diócesis de Tapachula, en el estado mexicano de Chapas, y monseñor Jaime Calderón Calderón, dijo que no se puede ignorar que se trata de seres humanos que debido a situaciones de violencia, pobreza, inseguridad y falta de oportunidades han tomado la decisión de dejar todo para lograr un sueño de una vida mejor. “Y esto a nosotros como la Iglesia nos desafía”.

Agregó que, como creyentes, tenemos que ofrecer a estas personas algo de ayuda, en la medida de nuestras posibilidades. “Es un hecho: la caravana ha llegado y ha pasado por nuestra diócesis de Tapachula, que es la puerta de entrada a la frontera sur. Mis sacerdotes y mi comunidad están respondiendo a la llamada que se ha hecho para ayudar a todas estas personas, junto con otros grupos u organizaciones no gubernamentales”.

El obispo de Tapachula ve en esta situación "una oportunidad para servir en la caridad a todos aquellos a quienes reconocemos como hermanos, cualquiera que sea su confesión. En el momento de una crisis humanitaria, estamos llamados a dar ayuda y consuelo, sin juzgar a nadie". Vaticano News