Madre de familia participa de un evento contra el veto migratorio impuesto por el presidente Donald Trump. Foto/archivo
Madre de familia participa de un evento contra el veto migratorio impuesto por el presidente Donald Trump. Foto/archivo

El Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede en San Francisco, discutirá en mayo la legalidad del segundo veto migratorio del presidente del país, Donald Trump, bloqueado en marzo por un juez federal de Hawai.

Se trata del mismo tribunal de apelaciones que en febrero falló en contra del Gobierno de Trump y mantuvo el bloqueo impuesto por otro juez federal, en este caso de Washington, contra el primero de los vetos del presidente.

Un panel de tres jueces escuchará los argumentos del Gobierno y del estado de Hawai, artífice de la demanda que supuso el bloqueo, para tomar una decisión que muy posiblemente llevará el caso hasta el Tribunal Supremo.

El juez federal de Hawai Derrick K. Watson consideró que el veto de Trump contradice una cláusula de la Constitución estadounidense que protege la libertad religiosa, por lo que optó por bloquearlo el pasado 15 de marzo, el día antes de su entrada en vigor.

El veto bloqueado por Watson suspendía durante 120 días el programa de acogida a refugiados y durante 90 la entrada de ciudadanos procedentes de Irán, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia.

A diferencia de la primera orden, la medida dejaba fuera a los ciudadanos de Irak y modificaba la provisión sobre los refugiados sirios, que tenían prohibida su entrada al país durante 120 días y no de manera indefinida, como establecía el veto original.

Esa primera orden, que sí llegó a entrar en vigor, también fue suspendida por la Justicia, y el panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Circuito Noveno que estudió el recurso presentado por el Gobierno decidió por unanimidad mantener el bloqueo.

Fue entonces cuando Trump prometió mantener la batalla legal hasta el final y auguró una victoria en el Tribunal Supremo. EFE