Propietario lee importante información sobre prevención del embargo hipotecario. (Foto/Rafael Crisóstomo)
Propietario lee importante información sobre prevención del embargo hipotecario. (Foto/Rafael Crisóstomo)
La crisis del sector inmobiliario sigue teniendo efectos negativos en nuestra comunidad. Los embargos hipotecarios continúan siendo una amenaza en el área metropolitana y esa es la razón por la cual el Centro de Recursos para Centroamericanos (CARECEN) mantendrá vigente durante el 2013 sus cursos de orientación en idioma español.

Un equipo de expertos semanalmente asesoran de manera gratuita a los propietarios que tienen problemas financieros por disminución en sus ingresos o mantienen una negociación con el banco o intentan establecer un plan de repagos con la entidad prestamista.

“Los efectos secundarios del estallido de la burbuja inmobiliaria no han desaparecido todavía en nuestra comunidad. Es importante asesorar a los hispanos, principalmente si aún se registran casos de desempleo alto”, comentó Sandra Reyes, especialista voluntaria en prevención hipotecaria de CARECEN.

Recordó que miles de hispanos han sido víctimas de la crisis hipotecaria, tanto por recurrir a los préstamos de interés negativo o por haberse quedado desempleados.

“Tenemos la obligación de seguir orientando a nuestra comunidad. No podemos permitir más abusos o errores por desconocimiento del sistema hipotecario. Recordemos que en el 2011 de cada cien hispanos sin vivienda propia, siete perdieron su propiedad por embargo hipotecario”, apuntó Reyes.

Se estima que desde que comenzara la crisis inmobiliaria en 2007 ya se han embargado unos 3.6 millones de hogares en Estados Unidos.

Las clases de orientación y las reuniones de asesoría individual se realizan sema-nalmente en el local de CARECEN ubicado en el 1460 de la Columbia Road, al noroeste de Washington. También se puede pedir información en español llamando al (202)328-9799.