El cardenal William H. Keeler durante un servicio de oración para líderes católicos y judíos en Nueva York, en mayo de 2009.  (Foto/CNS)
El cardenal William H. Keeler durante un servicio de oración para líderes católicos y judíos en Nueva York, en mayo de 2009. (Foto/CNS)

El Cardenal William Keeler, quien sirvió como Arzobispo de Baltimore de 1989 a 2007, falleció el jueves por la mañana en el Hogar para Adultos Mayores de San Martin en Catonsville, Maryland. Tenía 86 años.

De todos los logros del Cardenal Keeler durante su tenencia en Baltimore existen la histórica visita del entonces papa Juan Pablo II (hoy santo) en 1995, su liderazgo en la restauración de la Basílica del Santuario Nacional de la Asunción de la Virgen María, y la reparación de las relaciones entre católicos y judíos.

Además, el Cardenal Keeler sirvió como presidente de la Conferencia durante su mandato como arzobispo de Baltimore.

"El cardenal Keeler fue un amigo amado y mentor de mi predecesor Dick Dowling, y era extraordinariamente amable y solidario con todo el personal de la Conferencia", dijo Mary Ellen Russell, directora ejecutiva de la Conferencia.  "Defendió los valores de la Iglesia en la plaza pública con compasión, respeto y colaboración, y su ejemplo seguirá siendo una bendición para nuestro trabajo en Annapolis durante muchos años por venir".

El cuerpo del cardenal Keeler estará expuesto en la Basílica el lunes 27 de marzo de 1 a 7pm y la misa fúnebre se celebrará el martes 28 de marzo a las 2pm en la catedral de María Nuestra Reina.

El cuerpo será regresado a la Basílica donde será depositado en la cripta.

La Arquidiócesis de Baltimore ofrece una semblanza detallada sobre la vida y el legado de cardenal Keeler en el sitio: http://cardinalwilliamkeeler.com/