Un grupo de expertos analizó el impacto del llamado ‘Factor  Francisco’ dentro de la Iglesia Católica y en el mundo.  Foto/ Cortesía Georgetown
Un grupo de expertos analizó el impacto del llamado ‘Factor Francisco’ dentro de la Iglesia Católica y en el mundo. Foto/ Cortesía Georgetown
El arzobispo Christophe Pierre, nuncio papal en Estados Unidos, recordó recientemente que el papa Francisco espera que la enseñanza social de la Iglesia Católica, como el respeto a los demás, sea parte de la toma de decisiones de los católicos en Estados Unidos. Además enfatizó que el Sumo Pontífice aspira a que los políticos que deciden la estrategia y leyes de inmigración también lo hagan.  
Dejó en claro que el Santo Padre no es un político y que su enfoque es evangélico y que la prioridad es el Evangelio y evangelizar.
“Y el Papa nos está pidiendo actualmente, en especial, a los miembros de la Iglesia, que reflejen en acciones lo que ellos piensan... el respeto a la gente”, dijo refiriéndose a los inmigrantes y subrayando que son seres humanos también” expresó el arzobispo Pierre en una actividad auspiciada por la Iniciativa sobre el pensamiento social católico y la vida cívica de la Universidad Georgetown.
En la charla se recordó la histórica visita papal en el 2015 y se analizó el mensaje del Santo Padre para los estadounidenses, en especial cuando el país ha dado un giro en el plano político.
Se destacó el liderazgo, visión e impacto de Francisco (impac-to llamado también ‘Factor Francisco’) dentro de la Iglesia Católica, entre los que no son católicos y en el mundo en ge-neral.
El nuncio Pierre subrayó que el Santo Padre se distingue porque impulsa a la feligresía a salir al encuentro de la gente y alienta al clero a ser ‘pastores’, a estar con la gente. Dijo que Francisco nos invita a redescubrir el sacramento de la reconciliación y ser discípulos misioneros.
Luego de la entrevista al arzobispo Pierre, moderada por el director de la iniciativa, John Carr, se sumaron al diálogo Kim Daniels (asesora de comunicaciones del Vaticano), Kenneth Hackett (ex embajador ante la Santa Sede) y María Teresa Gastón (teóloga y experta en  liderazgo cristiano).
Daniels reconoció el éxito del Papa en las redes sociales e incluso entre los que no son católicos. La cuenta oficial de Francisco en twitter (@pontifex) ha superado los 32 millo-nes de seguidores al comenzar el 2017.
Carr subrayó las reacciones encontradas que generan los mensajes papales. “En mi parroquia multicultural, hay gente que está de acuerdo con el Papa y otros que no”.
Para mostrar la influencia de Francisco a nivel internacional, Hackett recordó a la audiencia el rol papal en la negociación por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.
Hackett ha sido embajador de Estados Unidos ante la Santa Sede desde el 2013 hasta enero de 2017 y presidente de Catholic Relief Services.
“El papa Francisco, para mucha gente, es lo mejor que le ha podido pasar a la Iglesia Católica”, según Gastón, directora del programa de liderazgo de Foundations of Christian en Duke Divinity School. Lo des-cribe como un hermano y dice que los católicos apreciamos su transparencia.