Nueve millones de extranjeros cumplen los requisitos para obtener la ciudadanía estadounidense. Aunque se requiere 5 años con la residencia permanente para naturalizarse, generalmente pasan muchos años y el inmigrante no da el paso. Hay desgano, miedo, desinformación y desinterés.

Para llegar a esos inmigrantes, informarlos, alentarlos y ayudarlos a naturalizarse es que se lanzó la campaña "Hazte ciudadano" el martes pasado en la sede de la organización CASA en Hyattsville, Maryland.

La meta, al menos, es que un millón de ellos obtengan la ciudadanía antes de las elecciones y puedan votar en el año 2020 -dijo Gustavo Torres, director de CASA, en el lanzamiento de la iniciativa-. "Trabajamos de la mano de negocios e iglesias para asegurarnos de que cualquier persona, sin importar cuánto gana, se haga ciudadano".

Lo cierto es que hay un abanico de beneficios que llegan al naturalizarse. "Los ciudadanos pueden conseguir trabajos que pagan mejor, viajar sin preocupaciones, protegerse ellos y sus familias, participar cívicamente", afirmó Diego Iñiguez, portavoz de la Alianza Nacional para Nuevos Americanos (National Partnership for New Americans, NPNA) que agrupa organizaciones de 31 estados e impulsa la iniciativa "Hazte Ciudadano".

Ni difícil ni caro

Pero hay también un abanico de razones por las cuales los inmigrantes no dan el paso de hacerse ciudadanos. Existe la creencia de que es un trámite largo, complicado y caro. 

Algunos se dan por vencidos antes de empezar porque creen que la solicitud es difícil de llenar o no tienen los 725 dólares requeridos. 

Al ver las cien preguntas que hay que estudiar, el examen aterra a más de uno -especialmente si la persona no domina el inglés.  

Se sienten inseguros de hacer la gestión porque creen que serán rechazados, entonces tendrían que volver a empezar el trámite, podrían perder el dinero o meterse en problemas con el gobierno. En medio de las iniciativas antiinmigrantes que promueve el gobierno, algunos temen ser investigados y perder la green card.

Lo cierto es que las organizaciones comunitarias (como CASA, CARECEN y Centro Católico Hispano) le pueden ayudar para que el trámite no sea ni complicado ni caro. 

Usted lleva sus documentos y dos fotos tamaño pasaporte, da la fecha en que llegó a EEUU e hizo recientes viajes y otros datos, y ellos le asisten para llenar la solicitud (gratis o cobran 100 dólares o menos). Le ayudan a llenar los formularios del gobierno para no pagar los 725 dólares, para solicitar el examen en español o para evitar el examen (por razones médicas). 

Su médico deberá llenar un formulario explicando las medicinas que toma, tratamientos que hizo o hace y diagnóstico, argumentando que al paciente se le hace difícil memorizar las preguntas para el examen. Por ejemplo: la quimioterapia y las pastillas para la presión -a largo plazo- afectan la retención de ideas. 

También, las organizaciones le entrenan para la entrevista en inglés/español y con las preguntas del examen. 

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) verificará que usted reciba beneficios públicos (asistencia del gobierno) y muy pronto le avisará si el trámite le sale gratis o a menor costo.

Si USCIS le pide el pago, entonces las organizaciones comunitarias le pueden informar sobre los préstamos privados a bajo interés (se pagaría aproximadamente 80 dólares mensuales) o subsidios. Por ejemplo: los condados de Arlington (VA) y Montgomery (MD) tienen programas para reducir los costos de este trámite.

Al solicitante, luego le llegará una carta para que acuda a un centro cercano del gobierno para que le tomen las huellas dactilares. 

Generalmente la entrevista para la ciudadanía suele ser muy breve, el funcionario revisa los formularios que se enviaron y hace preguntas al respecto, luego unas pocas preguntas sobre historia/cívica y otras para confirmar que usted habla y escribe inglés.

Si usted tiene 50 años o más y tiene su tarjeta verde por 20 años, o si tiene 55 años o más y tiene su residencia permanente por 15 años, puede presentar solo el examen de educación cívica en español. Debe traer un intérprete que sea completamente bilingüe para la entrevista (no familiar).

"Si al momento de solicitar la naturalización usted ya ha cumplido los 65 años de edad y ha sido residente permanente durante al menos 20 años, se le dará consideración especial con respecto al requisito de educación cívica", dice USCIS.

Lo que sí es cierto es que el gobierno va a investigar su récord en este país y la forma en que se obtuvo la residencia permanente (green card). Si el gobierno detecta algún fraude en el trámite actual sí puede ser rechazada la solicitud y si detecta fraude en el trámite anterior de la green card puede revocarla. 

Si se comete error en la solicitud, el aplicante sí tendría que pagar otra vez. "Si existe un error en el proceso, USCIS ya no enviará notificaciones para subsanar errores o notificaciones con intención de denegar el proceso, simplemente lo denegarán", explicó Celia Rivas del Centro Católico Hispano.

Ciertamente hay atraso por parte del gobierno, reconoció George Escobar, jefe de programas y servicios de CASA, en la conferencia de prensa.

Actualmente, más de 731 mil solicitantes en la nación esperan por la aprobación de su solicitud, un proceso que toma un promedio de 10 meses. Puede extenderse hasta 30 meses para algunas personas cuyas solicitudes son sujetas de revisión. Pero Rivas asegura que, en estados como Virginia, el trámite puede durar tan sólo cuatro meses.

"Cuesta un poco estudiar para el examen, pero invito a los que pueden a que lo hagan", dijo Yurlevis Hidalgo, inmigrante cubana que juramentó hace dos meses. "La ciudadanía nos da seguridad, es lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos, nuestro futuro y la comunidad", agregó en la conferencia. "Haga el esfuerzo, porque vale la pena".

La campaña "Hazte Ciudadano" ya comenzó y se extenderá hasta septiembre y se realizarán más de cien actividades para informar y alentar a los que pueden hacerse ciudadanos. 

NPNA aportará más de 600 mil dólares en subvenciones a 20 organizaciones de su red en varias ciudades del país, a fin de ayudar a quienes deseen iniciar el proceso de la ciudadanía.

Escobar alentó a los residentes permanentes a someter la solicitud ya mismo para que dé tiempo de poder ir a votar en 2020. 

Isabel Sánchez de la organización CHIRLA insistió en que hay que dar el paso de someter la solicitud rápido porque "el gobierno busca la manera de prolongar el proceso y hacerlo más difícil". Advirtió que podría ser eliminada la opción actual de que las personas de bajo ingreso no pagan por el trámite. "Los programas de ayuda podrían ser reducidos o eliminados".

Para mayores detalles sobre el trámite contacte:

  1. Centro Católico Hispano (201 E Diamond Ave, Gaithersburg, MD, (301) 740-2523)
  2. Catholiccharitiesdc.org/ils
  3. CASA de Maryland (8151 15th Ave, Adelphi, MD, 301-431-4185) 
  4. CASA de Virginia (571-421-2211)
  5. CARECEN (1460 Columbia Rd NW, DC, 202-328-9799)