El gigante tecnológico Google enfrenta a partir de esta semana una investigación "sin precedentes" de cincuenta fiscales generales del país sobre su poder en internet y una posible violación de las leyes antimonopolio en la red.

 "Esta es una investigación sin precedentes. (...) Es justo decir que Google controla, o es un jugador muy importante, en todos los aspectos de la cadena de suministro de la publicad en la red", señaló el fiscal general de Misuri, el republicano Eric Schmitt, en una rueda de prensa delante del Tribunal Supremo.

 La máxima instancia judicial del país sirvió de escenario a Schmitt y a una decena más de fiscales generales de estados del país, como el de Texas, el republicano Ken Paxton, que lidera la coalición.

 "Es un tema muy importante de nuestra era. Muchos consumidores creen que internet es libre pero hemos aprendido que no es así. Google es una compañía que domina todos los aspectos de la publicidad", señaló Paxton.

 En total, 48 fiscales generales estatales y los del Distrito de Columbia y Puerto Rico llevarán a cabo las pesquisas sobre el comportamiento de Alphabet, la empresa matriz de Google, en la red.

 Los únicos dos estados que no participan en la iniciativa son California, donde tiene su sede la empresa, y Alabama.

 "No os debe sorprender que California no forme parte de esto. (...) Pero están invitados a hacerlo", ironizó Paxton al ser preguntado al respecto.

 El fiscal de Texas explicó que el enfoque inicial de la investigación será la publicidad en línea, un mercado en el que destacó que Google es "líder", ya que ha recaudado más de 48.000 millones de dólares este año.

 Sin embargo, otros fiscales generales fueron más allá de esta cuestión y plantearon dudas adicionales sobre la actividad de Google, como el procesamiento y la protección de datos de los usuarios y el daño que provoca al libre comercio.

 "Cuando ya no hay mercado libre o competencia, esto aumenta los precios, incluso cuando algo se comercializa como gratuito, y perjudica a los consumidores. ¿Es algo realmente gratuito si estamos cediendo cada vez más nuestra información de privacidad?", se preguntó la procuradora general de Florida, la republicana Ashley Moody.

 Los fiscales participantes en la rueda de prensa subrayaron el carácter "bipartidista" de la iniciativa y la importancia de "proteger a los consumidores estadounidenses".

 El anuncio del lanzamiento de esta investigación había levantado mucha expectación en el país y confirma que las grandes tecnológicas deberán enfrentar el poder judicial sobre sus prácticas en la red en los últimos años.

 Google se ha enfrentado a acusaciones de que su servicio de búsqueda web, que se ha convertido en muy dominante y concentra más del 90 % de las indagaciones en internet, lleva a los consumidores a sus propios productos a costa de los competidores.

 La acción de hoy llega después de que el pasado viernes otra coalición de fiscales generales de ocho estados abrieran una investigación sobre si Facebook puso en peligro los datos de los consumidores o si violaron la ley antimonopolio.

 "La plataforma de redes sociales más grande del mundo debe cumplir con la ley", sentenció la fiscal general de Nueva York, Letitia James, al anunciar estas pesquisas.

 El mes pasado, Facebook acordó pagar 5.000 millones de dólares como parte de un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC, en sus siglas en inglés) por cargos de violación de privacidad.

 De esta forma, dos de las mayores tecnológicas del mundo deberán hacer frente a sendas investigaciones en los próximos meses y su resultado podría cambiar sus políticas de protección de datos y publicidad de sus plataformas. EFE