En la escuela católica San Miguel continua la tradición de ‘comprar’ regalos por Navidad. Este año gracias a Kennedy Guild, presidenta de Christ Child Society, noventa estudiantes obtuvieron de forma gratuita presentes para ser entregados a sus padres en Nochebuena. 

En un ambiente de algarabía los estudiantes escogieron regalos como pulseras, billeteras, carteras, crucifijos, linternas, prendedores, tazas de café, bufandas, guantes, gafas de sol, corbatas e insignias con detalles religiosos para sus padres. Ellos mismos los envolvieron y colocaron tarjetas con dedicatorias especiales.

Los alumnos Alexander Vera, Rick Vásquez, Diego Vivar y Enrique Cortés fueron los primeros en poder escoger los regalos más adecuados para sus progenitores. Todos coincidieron en señalar que gracias Christ Child Society este año podrán sorprender a los seres que más aman en la vida. 

“Nosotros estuvimos hablando de lo bonito que sería poder entregar regalos a nuestros padres, pero sin dinero eso era misión imposible. Pero todos nos sorprendieron cuando nos dijeron que podíamos ‘comprar sin dinero’ regalos para papá y mamá. Esto ha sido increíble”, dijeron los estudiantes en medio de risas y gritos de alegría. 

Maureen Appel, presidenta de la Escuela San Miguel, dijo que el original bazar se realiza desde hace varios años y el objetivo es que los estudiantes aprendan que en la sencillez de un presente también se puede encontrar el brillo de la Navidad. 

Explicó que la selección de regalos que fueron presentados a los alumnos se hizo en base a una encuesta previa, donde los niños dijeron que le gustaría regalar a sus padres. 

La voluntaria Cherie Long calificó de “emocionante” ver como los estudiantes se ponían muy pensativos a la hora de escoger el regalo para sus padres. “Estos muchachos son muy dulces y están muy agradecidos con los regalos donados".

Como es de dominio público, la escuela católica San Miguel, de manera permanente recibe solicitudes para estudiantes del sexto al octavo grado académico. Hoy existen becas completas para los alumnos de hogares de bajos recursos económicos.

Los padres de familia interesados deben dirigirse al local ubicado en el 7705 de la avenida Georgia, al noroeste de Washington. La escuela católica San Miguel tiene la particularidad de asignar 12 alumnos por maestro, desarrollar programas de complemento educativo después de clases, impulsar las actividades deportivas y asesoramiento permanente para asistir a la universidad.

Más del 90 por ciento de los alumnos que cursan el sexto, séptimo y octavo grado son de origen hispano. Para mayor información llamar al (202)232-8345.